Si vives en un piso alquilado ahora puedes reformarlo

Gracias
a la nueva Ley del Alquiler, ahora el inquilino de un piso alquilado puede
realizar reformas en su piso. Eso sí, siempre con el permiso del propietario y
con la ventaja de poder descontártelo del alquiler.

Una
situación muy beneficiosa para ambos, ya que en multitud de ocasiones el
propietario estaría dispuesto a realizar reformas en el piso, pero no dispone
del capital necesario para llevarlo a cabo. Y en otras el inquilino desearía
remodelar la vivienda, lo que puede aumentar el valor de un inmueble que no es
de su propiedad.

Pero
con esta reforma, ambos pueden salir ganando, ya que en el caso de que sea el
inquilino el que corre con los gastos, podrá deducirse la inversión realizada
en la reforma de sus cuotas de alquiler, algo que seguro animará a muchos a
realizar reformas y adaptaciones que mejoren y personalicen más el espacio
dónde viven.

Aunque
esta ley presenta ciertas limitaciones, ya que las reformas que realice el
inquilino tienen que poder “deshacerse” para que cuando deje la vivienda, esta
tenga la posibilidad de tener el mismo aspecto que cuando llegó, si es que al
propietario no le satisfacen.

Aun
así, se trata de una medida que hace más atractivo el alquiler, ya que permite
al inquilino pintar o empapelar las paredes a su gusto, cambiar los suelos,
puertas, lámparas… y pequeñas reformas que ayudan a convertir un piso alquilado
en un hogar personalizado al gusto del inquilino.

Fuente:
www.20minutos.com

Publicado en Noticias.